Revista Juvenil de moda, cultura, música, entretenimiento. Revista Dominicana.

Por qué nunca deberías lavar tus jeans

SHARE

Un consejo de los expertos de Levi’s para que siempre lleves la talla que mejor te sienta.

 La búsqueda de los  jeans perfectos es un proyecto que requiere tiempo, paciencia y una buena dosis de autoconocimiento. Son la prenda más universal de todas, la más vendida y posiblemente la más democrática también pero la medida exacta del que mejor le queda a cada una, eso es algo absolutamente personal. Rectospitilloen tendenciaPaula Ordovás cuenta a la revista Glamour que ella ha encontrado los suyos pero que tuvo que probarse cientos primeroBlanca Miró desvelaba que su tienda de vaqueros favorita está en París -KiliWatch, siempre que viaja guarda un rato para rebuscar entre sus piezas vintage– y hace que una modista se los estreche por detrás. La cuestión de cuál elegir y qué corte comprar no siempre es fácil de resolver pero quizá tu perspectiva cambie al saber que la forma en que lavas tus vaqueros determina la talla que deberías llevar.
Un par de  jeans raw denim (esos que se venden sin tratar ni lavar para que la silueta se adapte con el tiempo a la forma del cuerpo) encoge entre un 7 y un 10 por ciento después del primer lavado, con lo que la talla que compras en la tienda no necesariamente ha de ser la que mejor te sentará después. Para saber cuál comprar la firma Levi’s ha elaborado una fórmula, llamada Shrink-to-Fit, que sirve de referencia a la hora de elegir el ajuste perfecto.

El método: no los laves.

El problema está en que lavar unos vaqueros en los primeros meses de uso interrumpe el proceso de modelado de la prenda. El propio CEO de Levi’s, Chip Bergh, desvelaba en 2014 que él no lavaba los suyos: “Estos son unos de mis vaqueros favoritos. Los tengo desde hace más o menos un año y todavía no han visto la lavadora. Sé que suena desagradable…pero, créanme, es posible”. Y aunque pueda sonar sorprendente, un estudio corroboraba que el nivel de bacterias en unos vaqueros es prácticamente el mismo tras un uso de dos semanas que después de 450 días.

 Lo que sí recomiendan en la marca es colgarlos en un lugar ventilado e incluso meterlos de vez en cuando al congelador: así se eliminan las posibles bacterias sin afectar al moldeado, evitando también que se encojan.

Cómo calcularlo: una talla menos de cintura.

El tejido denim es uno de los pocos que mejora con el paso del tiempo y sabemos que -si no pasa por la lavadora- tiende a ceder. Es por eso que los expertos de Levi’s recomiendan comprar unos de largo correcto y con una talla menos en la cintura.

El resultado: la forma perfecta.

Con el uso continuado, los jeans se irán cediendo y adaptando a tus formas.

Dejar un comentario

Your email address will not be published.